dimecres, 7 de març de 2018

EN CALAFELL TENEMOS UN PROBLEMA CON LOS PIRÓMANOS



Pocos días después de que ardiesen unos contenedores de basura en la calle Tramuntana de Calafell, la pasada noche han vuelto a quemar los nuevos depósitos que fueron colocados para remplazar a los destrozados.

Las llamas comenzaron sobre las doce de la noche de ayer. Hasta la zona acudió una dotación de bomberos. Quedaron destrozados dos contenedores y un tercero con daños por el calor.

La reiteración de los incendios hace sospechar de la intencionalidad de los fuegos. Los depósitos están junto a un conjunto de viviendas.. En el primer incendio ya quedó dañado el seto del jardín.

Además del peligro que supone para los vecinos y los coches aparcados en la calle, los destrozos tienen un gran coste para las arcas públicas.

El pasado 22 de febrero ya ardieron contenedores en ese mismo punto:

El incendio de finales de febrero

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada